lunes, 8 de septiembre de 2014

Las profecías de San Nilo

Más allá de la religión, hablaremos en esta oportunidad de las profecías de San Nilo, que son muy curiosas. De hecho el personaje lo es; éste vivió allá por el año 430… 451, donde se data la vida de este hombre. Vivía holgadamente y estaba relacionado con los reyes Godos de Europa, y de la noche a la mañana tuvo una especie de iluminación y dejó absolutamente todo, se fué a un monasterio en el Sinaí y decidiò tener una vida de reclusión y austeridad. Este hombre cuenta muchas cosas entre sus dichos, pero es famoso por una de sus profecías, una profecía que dijo hace 1600 años y que hace referencia a los tiempos en que vivimos actualmente, es muy curioso. La profesía es corta pero muy interesante. “Después de 1900 y a mediados del siglo XX, las personas de ese tiempo se volverán irreconocibles, las mentes de las personas crecerán por las pasiones carnales y el deshonor, y la injusticia se volverá más fuerte, entonces el mundo será irreconocible”; pero fíjense lo que dijo este hombre: “La apariencia de las personas cambiará, y será imposible distinguir a los hombres de las mujeres debido a su falta de modestia en sus vestidos y el estilo de pelo”. Es increíble que esto haya sido dicho hace 1600 años. Pero continúa, dice: “Estas personas serán crueles y actuarán como animales salvajes debido a las tentaciones del anticristo”. Aquí vamos a matizar, porque cuando San Nilo habla del anticristo no está hablando de una persona, sino que hace referencia a una fuerza maligna que nos invade y nos seduce, una cosa extraña. Pero sus dichos continúan: “No habrá respeto por padres ni superiores, el amor desaparecerá, los pastores cristianos, obispos y sacerdotes se volverán hombres vanos, fallando completamente en distinguir el camino recto del errado, en ese momento las moradas y tradiciones de los cristianos de la Iglesia cambiarán”. “Las personas adorarán a la bestia, y la dispersión reinará, la falsedad y la codicia alcanzaran grandes proporciones y desgracias vendrán a aquellos que amontonen tesoros”. Y estamos actualmente en una época en la que se están amontonando más tesoros. “Lujuria, adulterio, homosexualidad, hechos secretos" –y es curioso que diga esto- . ¿Saben cuántos documentos tiene Estados Unidos clasificados como secretos?, pues 1000 millones de documentos. “Asesinatos gobernarán en la sociedad”. Luego hace una reflexión acerca de que se están perdiendo los valores, y al final dice un párrafo muy interesante: “Todo esto resulta el hecho de que el anticristo quiere ser el señor de todo y convertirse en el gobernante del universo entero, dará sabiduría a un infelíz para que descubra un instrumentos para que el hombre pueda mantener conversaciones de un extremo de la Tierra a otro”.




 “En aquel tiempo los hombres volarán a través del aire como los pájaros y descenderán al fondo del mar como los peces, y cuando hayan logrado todo esto, las personas infelices gastarán todo su dinero en medio del confort, sin saber, pobres almas, que es un engaño del anticristo”. Y al final, en pocas líneas dice lo siguiente: “El enemigo quiere incluso llevar al escogido a la tentación, y cuando eso sea posible, la espada del castigo aparecerá de repente y matará a los pervertidores y a sus sirvientes”. Es curioso que esto haya sido escrito hace 1600 años. ¿Será que éste hombre ha estado aquí y ha regresado? ¿Qué vio? ¿Quién se lo contó? ¿Algún tipo de iluminación? ¿Alguna epifanía? Lo peor de todo esto no es lo que se ha cumplido, sino lo que aún no se ha cumplido, y hablamos de la llegada del anticristo. En sus dichos nunca personifica al anticristo como un hombre o una mujer, sino que lo percibe como una maldad que seduce al Hombre y lo lleva a obrar actos malignos. Estamos en un momento de cambio global. Las crisis siempre se ven como algo negativo y no positivo. El clima es extraño, las temperaturas no son como deben ser, fuertes vientos cuando no debe ser, lluvias fuertes e inesperadas. En la economía, crisis, en la sociedad, crisis, si miramos las religiones, crisis, vivimos en una crisis constante, incluso en el entorno cercano. Y crisis es cambio. Incluso si observamos los movimientos geológicos de la Tierra, grandes terremotos, maremotos, volcanes, grandes sucesos están acaeciendo. También llegó a las relaciones de amistad, a las relaciones de pareja, todo se está volviendo vano, y además ciertos valores que debieran reinar dentro del corazón humano han desaparecido totalmente.




 Estamos perdiendo una rica esencia que tenemos, y cuando Nilo dice “nos estamos pareciendo a las bestias” está marcando un descenso en el nivel evolutivo y vibracional. Solo observar nuestra sociedad para ver que nos estamos embruteciendo a marchas forzadas. Hay falta de empatía, que es sinónimo de psicopatía. Los psicópatas tienen como principal síntoma la empatía, no son capaces de colocarse en el lugar del otro. El 5 por ciento de la población mundial sufre de psicopatía, tal vez su vecino, su amigo, su jefe en el trabajo o hasta su mujer. Alguien que le tortura, alguien que no es capaz de ponerse en su lugar y que disfruta viendo como sufre, esos son los psicópatas, y hay un montón. Y no solo no tiene cura sino que tampoco tiene terapia; la que estamos dando a los psicópatas no funciona. Muchos acceden a altos cargos del Poder debido a esas características, trepan por encima del resto de la sociedad, de sus iguales, para ponerse por encima, porque son despiadados debido a su falta de empatía. Con esto no quiero decir que estemos gobernados por psicópatas, pero posiblemente “alguno haya”.



 San Marcos dijo: “Por sus actos los conoceréis”, en realidad la frase es “por sus frutos los conoceréis”, y es verdad, por mucho que te hablen y te cuenten, sus actos son los que hablan. Observen a los políticos actuales, allí dónde Ustedes se encuentren, todos son vectores. Un vector es una línea de fuerza que marca una dirección, y todos los políticos obedecen a la misma dirección y a los mismos intereses. ¿El ojo que está en la cima de la pirámide de los billetes de dólar? ¿Obedecen a aquello que no se vé y que nos domina? La cima de la montaña es desde donde se domina el paisaje, y es allí donde se encuentran esas fuerzas que no quieren lo mejor para nosotros, a todos los niveles. Sin más por el momento, los invito a que saquen sus propias conclusiones. SuperFeRaD

0 comentarios:

Publicar un comentario